ıllı Portal de Psicología y NeuroCiencias (2018)

Portal wikinfo sobre psicología y neurociencias.

 !Selecciona tu Idioma!

Enciclopedia/Diccionario de Psicología y Neurociencias:

ıllı Terapia de la conducta wiki: info, libros pdf y vídeos

psicologia y neurociencias

salud  Terapia de la conducta 


Lo que el día de hoy se conoce como la terapia de la conducta, es realmente la integración de múltiples líneas de investigación, las más notables son:



  • La línea que estudiaba en el paradigma de la inhibición recíproca, cuyo mayor representante fue Joseph Wolpe,
  • La línea que estudiaba en el paradigma operante, cuyo mayor representante fue B. F. Skinner,
  • La línea de las terapias cognitivas, como la TREC y la TCC, cuyos creadores respectivos son Albert Ellis y Aaron Beck.

Joseph Wolpe publicó en mil novecientos cincuenta y ocho su libro vanguardista Psicoterapia por inhibición recíproca, que exponía una fundamentación detallada de la capacitación de una extensa gama de trastornos conductuales y técnicas para superarlas. Entre los trastornos tratados estaban la ansiedad, las fobias, los inconvenientes sexuales, las conductas obsesivas, amnesia, y la histeria. Al paso que las teorías neurológicas que utilizaba Wolpe el día de hoy están superadas, la tecnología desarrollada prosigue estando entre las más utilizadas y eficaces de la terapia de la conducta. La idea básica era que la contestación de ansiedad podía ser rivalizada y también inhibida por una nueva contestación antagónica. La contestación antagónica utilizada generalmente es la relajación, y habiendo aprendido el paciente la técnica de relajación (de Jacobson o bien alguna otra), se le presenta el estímulo ansiógeno de forma paulatina, de tal forma que el paciente vaya aprendiendo a relajarse frente al estímulo que provoca ansiedad o bien situación temida. Este procedimiento se conoce hoy en día como desensibilización sistemática.


En tanto B.F. Skinner hacía desarrollos singulares teóricamente del condicionamiento operante, a la par de sus extensos estudios de laboratorio, no se implicó de lleno en las aplicaciones clínicas de lo que llamó Análisis experimental del comportamiento. No obstante, los clínicos se emocionaron con su modelo parsimonioso y bien fundamentado experimentalmente.


La línea de las terapias cognitivas, como la TCC y la TREC, tuvo sus comienzos a fines de la década de mil novecientos cincuenta y sigue actualmente, incrementando significativamente el radio de acción y las herramientas libres en la terapia de conducta. El primordial aporte de ellas a la terapia de la conducta ha sido la reestructuración cognitiva.


Hoy día las distinciones entre la terapia de conducta y otras terapias cognitivo-conductuales se marchan suprimiendo con la creciente integración teorética y clínica. Tanto es con lo que a fines del siglo XX era claro que se trataba de un solo metaparadigma clínico con una rica gama de variaciones, toda con una extensa fundamentación experimental.


La modificación de conducta, en sentido riguroso, empezó a proponerse a comienzos del siglo veinte en el laboratorio del fisiólogo ruso Iván P. Pávlov, quien entrenó a un cánido para salivar cuando oía una campanilla o bien veía un círculo proyectado en la pared y a no hacerlo cuando veía una elipse (en los primeros casos se le administraba después comida y en el caso de la elipse una descarga eléctrica). Al alterar la manera de la elipse y semejarla poco a poco más a un círculo, la reacción del cánido cambiaba: se agitaba y no era posible provocar en él la contestación ya antes condicionada. Este género de alteración generada en el laboratorio se llamó desde ese momento 'neurosis experimental’.


Un segundo jalón esencial para la modificación de conducta tuvo lugar cuando los principios de condicionamiento pavlovianos se generalizaron a los humanos. En mil novecientos veinte el sicólogo conductista estadounidense John B. Watson y su asistente Rosalie Rayner publicaron una investigación experimental en el que un bebé de once meses que había jugado anteriormente con una rata blanca de laboratorio, fue condicionado a temerla asociando su presencia a un estruendos fuerte y desapacible, en lo que lleva por nombre emparejamiento de estímulos. La sicóloga Mary Cover Jones efectuó ensayos afines mas diseñados para reducir los temores ya establecidos en los pequeños, descubriendo 2 métodos particularmente efectivos: el primero, la asociación del estímulo temido con otro estímulo diferente capaz de provocar una reacción positiva, y el segundo, la localización de un pequeño que siente miedo por un objeto determinado al lado de otros que no lo sienten (comienzo de la experimentación sobre el aprendizaje por imitación de modelos o bien condicionamiento vicario).


Los sicólogos ingleses, sudafricanos y estadounidenses emplearon las técnicas de modificación de conducta en las décadas de mil novecientos cuarenta y mil novecientos cincuenta con fines clínicos, resaltando en este área el médico surafricano Joseph P. Wolpe, quien cuestionó la eficiencia de la psicoterapia tradicional para el tratamiento de adultos jóvenes, singularmente aquellos que tenían reacciones de temor incapacitadoras (como las fobias). Para tratar los trastornos por ansiedad, Wolpe diseñó procedimientos terapéuticos basados en el modelo de condicionamiento tradicional pavloviano.


En exactamente la misma temporada, un conjunto de sicólogos londinenses, encabezados por Hans Jurgen Eysenck, lanzaron un nuevo programa de investigación sobre el desarrollo de técnicas de tratamiento basadas en la teoría del aprendizaje de los conductistas estadounidenses Clark L. Hull y Kenneth W. Spence.


En USA se realizaron 2 géneros de investigaciones que asistieron a determinar el campo de la modificación de conducta: la generalización de los principios del condicionamiento tradicional a inconvenientes clínicos como la enuresis nocturna o bien el alcoholismo, y la aplicación de los principios del condicionamiento operante o bien instrumental desarrollados por B. F. Skinner dirigidos a la educación y tratamiento de los pequeños minusválidos en escuelas y también instituciones y al tratamiento de los adultos en centros de salud siquiátricos.


A principios de la década de mil novecientos sesenta, la modificación de conducta se había transformado en una especialidad aplicada de la sicología en sus 2 ramas: terapia de conducta y análisis de conducta aplicado.


Determinadas técnicas empleadas en la terapia de conducta se hicieron suficientemente relevantes para adquirir nombres específicos: desensibilización sistemática, terapia de inquina, bio-feed-back ('biorrealimentación’) y el análisis de la conducta aplicada.


La desensibilización sistemática


La desensibilización sistemática, la técnica más empleada por la terapia de conducta, procura tratar trastornos que tengan un origen conocido, como por poner un ejemplo, las fobias a los animales, a los aeroplanos, las fobias sociales o bien la claustrofobia. El procedimiento consiste, por norma general, en adiestrar al paciente a relajarse en presencia del estímulo desapacible, que empieza por la presencia distante o bien la pura mención del objeto y va acercándose gradualmente. La terapia supone que la reacción de ansiedad es reemplazada poquito a poco por la nueva contestación de relajación, proceso que se conoce como inhibición recíproca (entre la contestación fóbica condicionada en el paciente y la contestación de relajación inducida en el tratamiento).


La terapia de aversión


La terapia de inquina acostumbra a emplearse para quitar hábitos perjudiciales. El estímulo desapacible, como un shock eléctrico (pequeño y controlado), se da al tiempo que sucede el 'hábito negativo’. Las series repetidas del estímulo desapacible y el hábito negativo, pretenden que el estímulo desencadene repulsión, no atracción positiva. Esta forma de terapia ha sido bastante polémica, puesto que se cuestiona su eficiencia, seguramente pues ni tan siquiera se ajusta al paradigma del conductismo operante protegido por Skinner que, como ilustra en su utopia novelada Walden II, desconfía de la capacidad de los refuerzos negativos para extinguir una contestación.


El bio-feed-back o bien 'biorrealimentación’


La 'biorrealimentación’ se emplea sobre todo en el tratamiento de las perturbaciones de la conducta que tienen una base física. Provee al paciente información sobre procesos fisiológicos como la tensión o bien el ritmo cardiaco. Con la ayuda de dispositivos mecánicos pueden observarse las alteraciones puntuales en el funcionamiento del cuerpo humano. El terapeuta va a poder compensar los cambios que crea recomendables, como el descenso de la presión sanguínea.


El análisis de la conducta aplicada


El análisis de conducta aplicada se emplea para poner a punto técnicas culturales y terapéuticas de formato incesante mas personalizable. 5 etapas esenciales caracterizan este enfoque:



  1. decidir qué puede hacer el paciente para progresar el problema;
  2. preparar un programa destinado a desgastar la conducta no deseada y a robustecer la conducta de sustitución;
  3. poner en práctica el programa terapéutico conforme a los principios conductuales;
  4. llevar registros esmeradamente detallados, y
  5. modificar el programa si ello genera mejores resultados.

Por último, hay que resaltar que el eje de la terapia conductual no se centra en el análisis de las causas latentes de las perturbaciones de la conducta, sino más bien solo en las perturbaciones en sí, y que el día de hoy muchos son los que la rechazan en el campo de la sicología.


mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


wiki

  PSICOLOGIA (Wikinfo) 

wiki   BUSCADOR PSICOLOGIA    

 

USUARIOS:

Hay 125 invitados y ningún miembro en línea

psicologia y neurociencias

psicologia y neurociencias

 psicologia y neurociencias

Está aquí: Inicio > [ PSICOLOGIA (WIKINFO) ] > ıllı Terapia de la conducta wiki: info, libros pdf y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas