ıllı Portal de Psicología y NeuroCiencias (2018)

Portal wikinfo sobre psicología y neurociencias.

 !Selecciona tu Idioma!

Enciclopedia/Diccionario de Psicología y Neurociencias:

ıllı Sueño wiki: info, libros pdf y vídeos

psicologia y neurociencias

salud  Sueño 


Los pequeños pequeños deben dormir a intervalos múltiples veces en el día.

En el adulto, el sueño nocturno de unas 8 horas se organiza en cuatro-cinco ciclos de unos noventa-ciento veinte minutos, a lo largo de los que se pasa de la vigilia a la somnolencia (estadio o bien fase I), de allá al sueño ligero (fase II), de allá al sueño lento o bien profundo (fase III) y por último al sueño MOR (fase IV). Su distribución estándar en un adulto sano es más o menos la siguiente: Fase I, el cinco por ciento ; Fase II, el cincuenta por ciento ; Fase III, el veinte por ciento y Fase MOR, el veinticinco por ciento .


Los estados y fases del sueño humano se definen conforme los patrones propios que se observan a través de el electroencefalograma (EEG), el electrooculograma (EOG, una medición de los movimientos oculares) y el electromiograma de superficie (EMG, movimiento de los músculos esqueléticos). El registro de estos factores electrofisiológicos para acotar los estados de sueño y de vigilia se llama polisomnografía.


Estos perfiles describen 2 estados del sueño:



  • Sueño sin movimientos oculares veloces (sueño no MOR, o bien NMOR; NREM en inglés). En el que se pueden distinguir 3 fases:La Fase I del NMOR (fase del sueño ligero) es la transición desde la vigilia al sueño; se reconoce por la desaparición del patrón regular a (alfa, de amplitud de onda alta y regular, de ocho a uno Hz) y la instauración de la onda ? (theta, de un patrón de amplitud baja y de frecuencia mixta, predominantemente en el intervalo de dos a siete Hz), con movimientos oculares lentos "en balancín".La Fase II del NMOR se define por la aparición de complejos K y de husos de sueño sobrepuestos a una actividad de base afín a la del estado uno Los complejos K son descargas lentas, negativas (cara arriba) y de amplitud elevada que se prosiguen justo después por una deflexión positiva (cara abajo). Los husos de sueño son descargas de alta frecuencia de corta duración que presentan una amplitud característica con subidas y bajadas. No hay actividad ocular y el EMG da un resultado afín al estado 1.La Fase III del NMOR (anteriormente dividida en fases III y IV) es la fase de mayor profundidad en el sueño, y se identifica por ser un sueño de entre veinte por ciento a por ciento de actividad d (delta, de amplitud elevada, > setenta y cinco microV, y de 0,5 a dos Hz). Los husos del sueño pueden persistir y prosigue sin haber actividad ocular. La actividad del EMG continúa en un nivel reducido y de alto voltaje, que entiende cuando menos el cincuenta por ciento del registro. La fase III del NMOR se llama sueño de ondas lentas (SOL), sueño delta o bien sueño profundo.


  • Sueño de movimientos oculares veloces (MOR; REM en inglés), o bien fase IV del sueño, conocido asimismo como sueño paradójico, sueño desincronizado o bien sueño D, se identifica por un EEG de baja amplitud y de frecuencia mixta afín al de la fase I del NMOR. Se generan brotes de actividad más lenta (tres a cinco Hz) con deflexiones negativas superficiales ("ondas en diente de sierra") que se sobreponen con cierta frecuencia a este patrón. El EOG da muestras de movimientos oculares veloces afines a las que se observan cuando la persona continúa lúcida y con los ojos abiertos. La actividad del EMG continúa ausente, un reflejo de la atonía muscular completa de la parálisis motora descendente característica de este estado. En esta etapa se presentan las ensoñaciones (fase onírica). Es frecuente que se presenten de cuatro a seis periodos de sueño MOR a lo largo de la noche.


  • Fase 1
  • Fase 2
  • Fase 3
  • Sueño MOR

Necesidades de sueño y edad


Las necesidades de sueño cambian conforme la edad. El pequeño recién nacido duerme prácticamente todo el día, con una proporción cercana al cincuenta por ciento del llamado sueño «activo», que es el equivalente del sueño MOR. Durante la lactancia los periodos de vigilia son progresivamente más prolongados y se afianza el sueño de la noche; además de esto, la proporción de sueño MOR desciende al veinticinco-treinta por ciento , que se sostendrá a lo largo de toda la vida. De 1-tres años de edad, el pequeño ya solo duerme una o bien 2 siestas. Entre los cuatro-cinco años y la adolescencia los pequeños son hipervigilantes, poquísimos duermen siesta mas tienen un sueño nocturno de nueve horas bien estructurado en 5 ciclos o bien más. En los individuos jóvenes resurge habitualmente la necesidad fisiológica de una siesta a mitad del día. La necesidad de sueño en un adulto puede fluctuar entre cinco y nueve horas.


Asimismo, cambia de forma notable el horario de sueño entre noctívagos y madrugadores. En temporadas de mucha actividad intelectual o bien de desarrollo o bien a lo largo de los meses del embarazo, puede acrecentar la necesidad de sueño, al paso que el agobio, la ansiedad o bien el ejercicio practicado por la tarde pueden reducir la cantidad de sueño. Los estudios realizados en individuos apartados de influencias exteriores han mostrado que la tendencia fisiológica general es a retrasar levemente la fase de sueño respecto al ciclo usual de veinticuatro horas y a dormir una corta siesta «de mediodía» (Vallejo, dos mil seis, doscientos treinta y dos). En los ancianos se marcha fragmentando el sueño nocturno con usuales capítulos de despertar y se reduce mucho el porcentaje de sueño en fase IV y no tanto el de sueño MOR, que se sostiene más incesante durante la vida. Las personas de edad avanzada tienden a acrecentar el tiempo de permanencia en cama. Muchas de ellas duermen sencillamente a lo largo del día múltiples siestas cortas.


El sueño representa una función vital, por ser indispensable (el humano no puede vivir sin dormir), restauradora (el sueño repara el cuerpo día tras día), complementaria y esencial para asegurar la vigilia (se duerme para poder sentirse despierto al día después), fisiológicamente preciso.


Durante el sueño profundo (Fase III), se genera la restauración física y a lo largo del sueño MOR la restauración de la función cognitiva (proceso de aprendizaje, memoria y concentración).

Letargo, de Mauricio García Vega.

Eliminación de restos celulares del cerebro


Durante el estado de sueño, el sistema glinfático (equivalente al sistema linfático del resto del cuerpo), se activa uno veces más en comparación al estado de vigilia, dejando que los restos de las células cerebrales se supriman con mayor eficiencia.A lo largo del sueño se generaría una contracción de las células cerebrales, creándose de esta forma más espacio entre ellas y con esto dejando que el líquido cefalorraquídeo circule más de manera fácil a través del tejido cerebral; limpiándose de este modo más de manera libre los restos, como la proteína beta-amiloide responsable de la enfermedad de Alzheimer.


Además, el cuerpo, a lo largo del sueño entra en estado anabólico, el que sirve para desarrollar numerosas funciones de reparación en nuestro organismo.


Consolidación de la memoria

Consolidación de la memoria

La hipótesis de que el sueño participa en la consolidación de la memoria reciente ha sido investigada a través de 4 paradigmas:



  1. Efectos de la privación del sueño sobre la consolidación de recuerdos;
  2. Efectos del aprendizaje sobre el sueño posentrenamiento;
  3. Efectos de la estimulación a lo largo del sueño sobre los patrones de sueño y sobre la memoria,
  4. Reexpresión de los patrones de comportamiento concreto neuronal a lo largo del sueño posentrenamiento.

Algunos de estos estudios confirman la idea de que el sueño está de forma profunda implicado en las funciones de la memoria en humanos y animales. No obstante, los datos libres todavía son demasiado escasos y a veces contradictorios para confirmar o bien rehusar inequívocamente la hipótesis de que la consolidación de memorias no declarativa y declarativa, respectivamente, dependan de los procesos de sueño MOR y NMOR. Por otro lado, no se ha encontrado ninguna relación entre la cantidad de sueño que se registra en una especie y su capacidad intelectual; si el sueño sirviese para afianzar la memoria, un gato que duerme dieciseis horas cada día debería tener una memoria espectacular, superior a la de un humano que solo duerme 8 horas. Asimismo, personas que no presentan sueño MOR, por servirnos de un ejemplo, por lesiones traumáticas en el rombencéfalo o bien debido al consumo de medicamentos, no tienen ningún inconveniente en afianzar sus aprendizajes./P>

Otros estudios más recientes equiparan el proceso de ordenamiento de la memoria a lo largo del sueño con el proceso de desfragmentación de la memoria de las computadoras, los dos persiguiendo un mismo objetivo de mantenimiento y economía de recursos, preparándonos para una mejor disponibilidad operativa de la memoria a lo largo de los instantes de mayor utilidad, como el estar despierto o bien en actividad./P>

Procesamiento de la memoria


Los científicos han probado de muchas formas que el sueño está relacionado con la memoria. En una investigación efectuado por Turner, Drummond, Salamat y Brown en personas y animales a lo largo del sueño se probó que la memoria de trabajo se ve perjudicada por la carencia de sueño. La memoria de trabajo es esencial pues sostiene activa la información para su siguiente procesamiento y apoya las funciones cognitivas de alto nivel, como la toma de resoluciones, el argumento y la memoria episódica. El estudio dejó a dieciocho mujeres y veintidos hombres dormir solo veintiseis minutos de noche a lo largo de un periodo de 4 días. Al comienzo los sujetos fueron puestos a prueba en tests cognitivos (descansados), entonces nuevamente un par de veces al día a lo largo de los 4 días de privación de sueño. En la prueba final, la media de memoria de trabajo del conjunto privado de sueño se había reducido en un treinta y ocho por ciento, en comparación con el conjunto de control.


Parece que la memoria se ve perjudicada por diferentes etapas del sueño, como el sueño MOR y el sueño de baja onda (SBO). En una investigación efectuado por Born, Rasch y Gais, se tomaron múltiples conjuntos de sujetos humanos: el conjunto de control y el conjunto de ensayo. Se confió una labor mental a medianoche (conjunto de ensayo) y otra labor al final de la noche (conjunto de control). Cuando los sujetos dormían, los hipnogramas marcaban un veintitres por ciento de SBO, lo que nos hace saber que a lo largo de la medianoche el género de sueño predominante es el SBO. El conjunto de ensayo dio un dieciseis por ciento más que el conjunto de control (en memoria declarativa), al tiempo que el conjunto de control dio un veinticinco por ciento más que el conjunto de ensayo (en memoria de trabajo). Esto señala que la memoria de trabajo (la que más precisamos) es más alta tras el periodo de sueño MOR más extenso (cara el final de la noche) y que, en cambio, la memoria declarativa (la que menos precisamos) se enriquece con el SBO.


Un estudio efectuado por Datta, un neurocientífico de la Escuela de Medicina en la Universidad de la ciudad de Boston, apoya de manera indirecta estos resultados. Los sujetos fueron veintidos ratas macho. Se edificó una caja donde una rata podía moverse con libertad de un lado a otro. El fondo de la caja estaba hecho con una reja de acero. Se ponía una rata en la caja y una activaba una potente luz acompañada de un sonido. Tras 5 segundos, se aplicaba una descarga eléctrica en la rata. Una vez aplicada la descarga, la rata se podía desplazar del otro lado de la caja y eludir la descarga. La duración de la descarga jamás era de más de cinco segundos. Esto se repitió treinta veces en medio de las ratas. A la otra mitad, el conjunto de control, le hicieron lo mismo mas sin tomar en consideración su reacción; tras las sesiones, se puso a las ratas en otra caja y les hicieron registros poligráficos flotando 6 horas. Este proceso se repitió a lo largo de 3 días. Este estudio determinó que, tras las sesiones (descargas eléctricas), las ratas pasaban un veinticinco,47 por ciento más tiempo en sueño MOR. Estas pruebas apoyan los resultados del estudio de Born y su equipo, que señala una relación entre el sueño MOR y el conocimiento procedimental.


También se efectuó una investigación sobre la participación de la estimulación de corriente continua en la corteza prefrontal para acrecentar la cantidad de oscilaciones lentas a lo largo del SWSfe. La estimulación de corriente continua mejora mucho la retención de parejas de palabras al día después, lo que prueba que el SWS tiene un papel esencial en la consolidación de los recuerdos episódicos.


Los distintos estudios sugieren que hay una relación entre el sueño y las funciones de la memoria. Los estudiosos del sueño de Harvard Saper y Stickgold afirmaron que una parte esencial de la memoria y del aprendizaje consiste en que las dendritas de las células inquietas manden información a las células para hacer nuevas conexiones neuronales. Para hacer este proceso, las dendritas no deben percibir ningún género de información externa y por esta razón se sugiere que ocurre a lo largo del sueño.


Estas 2 áreas del encéfalo que están implicadas en la regulación del sueño fueron descubiertas, a inicios del siglo veinte, antes que brotara la neurociencia comportamental moderna, por el neurólogo vienés barón Constantin Von Economo. Más tarde la implicación de estas 2 áreas se confirmó a través de estudios de lesión en animales experimentales (Saper, Chou y Scammell, dos mil uno).


Aunque no se han aclarado los factores que provocan el sueño, múltiples líneas de investigación hacen meditar que en el encéfalo existen substancias que lo inducen. Una de ellas podría ser la adenosina, que se amontona a lo largo de los periodos de empleo intenso del ATP (adenosín trifosfato) en el sistema inquieto, y se une a receptores concretos, los A1, y también inhibe ciertas neuronas colinérgicas (liberadoras de acetilcolina) del sistema de activación reticular que participan en el despertar. Así, la actividad del sistema reticular a lo largo del sueño es baja por el efecto inhibitorio de la adenosina. La cafeína (del café) y otras metilxantinas, substancias conocidas por su efecto de sostener la vigilia, se unen con los receptores A1 y los bloquean, con lo que impiden que la adenosina se fije a ellos y también induzca el sueño.


Fármacos que afectan al sueño


La mayoría de los medicamentos que influyen en el sueño pueden clasificarse en una de 2 categorías diferentes:


Hay una tercera categoría que cabría introducir, la de los medicamentos que influyen sobre la ritmicidad circardiana, siendo el primordial medicamento la melatonina.


Enfermedades del sueño



  • Apnea del sueño. Trastorno en que la persona deja de respirar a lo largo de 10s o bien más, en forma repetitiva, mientras que está dormida, Lo más usual es que se deba a pérdida del tono en los músculos de la faringe, lo que deja que ocurra el colapso de las vías respiratorias.


  • Insomnio. Complicad para conciliar el sueño y quedarse dormido.


  • Narcolepsia. Estado en que no se puede inhibir el sueño REM a lo largo de los periodos de vigilia. En consecuencia, sobrevienen a lo largo del día capítulos de sueño involuntarios con duración de unos quince minutos cada uno de ellos.

Aspectos genéticos que influyen en la duración del sueño


Recientes estudios han puesto de manifiesto que existen 3 variaciones genéticas relacionadas con la duración del sueño:



  • Variante genética próxima al gen PAX ocho, que genera cambios con un promedio de dos,6 minutos por alelo en la duración del sueño. Es la variación más con fuerza asociada a la duración del sueño.
  • Variante aguas abajo del gen VRK2, que genera cambios con un promedio de dos minutos por alelo en la duración del sueño.
  • Variante agua arriba del gen VRK2, que genera cambios con un promedio de uno con seis minutos en la duración del sueño.

Duración del sueño y enfermedad


Desde hace cierto tiempo, es conocido que la duración del sueño está asociada con ciertas enfermedades metabólicas, como obesidad y diabetes tipo dos. Nuevos estudios en esta línea han puesto de manifiesto que hay una clara relación genética entre la corta duración del sueño y el índice de masa anatómico (IMC), mas no con diabetes tipo 2; no obstante, hay una clara relación genética entre una duración larga del sueño, IMC y diabetes tipo dos. No obstante no se han podido establecer fenómenos de causa-efecto en estos factores, debido a los múltiples factores que afectan a exactamente los mismos.

Cantidad en horas que duermen diferentes mamíferos al día.

El acto de soñar ha sido solo confirmado en el Homo sapiens. Ciertos animales asimismo pasan por la fase MOR del sueño, mas su experiencia subjetiva es bastante difícil de determinar. Semeja que los mamíferos son los animales con mayor probabilidad de soñar debido a su ciclo del sueño afín al humano. En el primer sitio de las estadísticas en concepto de sueño se halla el gato, que pasa un setenta por ciento de su vida durmiendo y, conforme avejenta, su etapa de vigilia reduce ostensiblemente.


Los caballos, los patos y las ovejas pueden dormir de pie o bien echados. No obstante, no pueden probar sueño MOR mientras que están de pie. El animal que más tiempo pasa en fase MOR a lo largo del sueño es el armadillo. Las ballenas y los delfines son diferentes al resto de los mamíferos: siempre y en todo momento deben estar conscientes, en tanto que precisan salir a la superficie a respirar, solo parte de su cerebro duerme cada vez.


Casi todos y cada uno de los mamíferos que han sido estudiados muestran ciclos MOR o bien NMOR, lo que sugiere un mecanismo compartido por medio de especies, con un significado funcional universal.


mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


wiki

  PSICOLOGIA (Wikinfo) 

wiki   BUSCADOR PSICOLOGIA    

 

USUARIOS:

Hay 85 invitados y ningún miembro en línea

psicologia y neurociencias

psicologia y neurociencias

 psicologia y neurociencias

Está aquí: Inicio > [ PSICOLOGIA (WIKINFO) ] > ıllı Sueño wiki: info, libros pdf y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas