ıllı Portal de Psicología y NeuroCiencias (2018)

Portal wikinfo sobre psicología y neurociencias.

 !Selecciona tu Idioma!

Enciclopedia/Diccionario de Psicología y Neurociencias:

ıllı Síndrome de abstinencia wiki: info, libros pdf y vídeos

psicologia y neurociencias

salud  Síndrome de abstinencia 


En términos generales, las substancias adictivas tienen compuestos semejantes a los neurotransmisores (compuestos químicos empleados por las neuronas para comunicarse entre sí) encargados de provocar la actividad de los centros cerebrales de recompensa, placer o bien satisfacción, los que dejan la expresión de emociones gratificantes como entusiasmo, alegría y serenidad. Exactamente por este motivo hay quienes los usan para enfrentar instantes bastante difíciles.


Pero, el empleo usual de drogas, tabaco o bien alcohol demanda cantidades cada vez mayores para conseguir exactamente el mismo efecto; a este hecho se le conoce como tolerancia, y ocurre pues las substancias adictivas reemplazan gradualmente la creación de neurotransmisores que provocan sensaciones de bienestar. En consecuencia, el paciente pierde la capacidad de probar gozo y calma de forma natural, y crea una dependencia o bien consumo apremiante para no padecer una serie de malestares como ansiedad, nerviosismo, alucinaciones, sudoración, temblores, escalofríos, complejidad para dormir, vómito y otros que, en conjunto, forman el síndrome de abstinencia.


Cabe resaltar que el abuso de substancias no siempre y en todo momento crea dependencia física, sino más bien sicológica, la que se fundamenta en el deseo progresivo de consumir un químico para hacer en frente de situaciones que producen malestar. Si bien asimismo es realmente difícil de superar, tiene la particularidad de que cuando se deja de emplear la droga no se manifiestan cambios en el organismo, o sea, no hay síndrome de abstinencia, solo perturbaciones sensibles y de conducta.


El empleo progresivo de substancias que actúan sobre el sistema inquieto es quien se encarga de dependencia física, puesto que el cuerpo se amolda a ellas y el cerebro experimenta un cambio en su estructura y desempeño, de forma que solo puede marchar generalmente frente a la presencia de tales químicos, sin olvidar que cada vez requiere mayores dosis para conseguir efectos agradables.


Es esencial mentar que cada substancia actúa en forma particular en el cerebro y que no todas y cada una producen dependencia física ni síndrome de abstinencia. Para explicarlo mejor, podemos recurrir a una clasificación general de tales químicos en 3 grupos:



  • Depresores: Dosis pequeñas producen alegría, mas cuando son altas relajan la actividad del cerebro, generando atolondramiento y sopor, aun la muerte al inmovilizar la actividad inquieta que controla al aparato respiratorio. Muchos de estos químicos se usan con finalidades médicas, como tranquilizantes (narcóticos) o bien inductores del sueño (hipnóticos). Los más conocidos en esta clasificación son: alcohol, benzodiacepinas, medicamentos calmantes, soluciones y adhesivos; los 3 primeros producen dependencia física y sicológica, los 2 últimos solo sicológica, conforme se ha comprobado hasta la data.
  • Estimulantes: Acrecientan la actividad del sistema nervioso. Acostumbran a producir mejora del estado anímico, sensación de dicha, aparente incremento de la capacidad mental y física, falta de sueño y hambre, como mayor actividad por lo general. Este conjunto incluye anfetaminas, metanfetamina (speed), metilendioximetanfetamina (éxtasis o bien MDMA), metilfenidato, fenciclidina (PCP o bien polvo de ángel), coca, nicotina, y cafeína; todas y cada una estas substancias producen dependencia física y sicológica en diferente grado, aparte de síndrome de abstinencia.
  • Alucinógenos o bien psicodélicos: Generan la impresión de percibir imágenes o bien sonidos que no pueden captarse ordinariamente con los sentidos, y son empleados por ciertas etnias en rituales. Generan incremento en la actividad de ciertos centros cerebrales, dilatación de las pupilas, frío en brazos y piernas, y sensación de hormigueo en el estómago; igualmente, llegan a producir experiencias muy agradables o bien terroríficas. En esta categoría encontramos: dietilamida del ácido lisérgico (LSD), mescalina (peyote) y psilocibina; existe discusión sobre su capacidad para producir dependencia sicológica, en la medida en que la de tipo físico y el síndrome de abstinencia semejan estar por completo ausentes, salvo en substancias concretas como la ketamina o bien la fenciclidina, cuya capacidad de provocar dependencia, tanto física como sicológica, está comprobada.

Los síntomas del síndrome de abstinencia siempre y en toda circunstancia van a depender de la substancia usada y del organismo de cada persona, en tanto que no siempre y en todo momento se tienen exactamente las mismas reacciones, en general describimos ahora los síntomas pertinentes a las adicciones más frecuentes:


El síndrome de abstinencia en bebedores parcialmente moderados empieza de doce a veinticuatro horas tras haber dejado de tomar, y sus síntomas son: temblor, debilidad, escalofríos, dolores de cabeza, deshidratación y náuseas. Asimismo es común el deseo de regresar a ingerir esta substancia.


En grandes bebedores, aparte de lo precedente, puede generarse un acontecimiento más grave, llamado delírium tremens, que ocurre entre dos y diez días tras dejar de ingerir alcohol y que puede ser mortal. De entrada, el paciente se muestra deseoso, desorientado, con pesadillas, sudoración excesiva, perturbaciones en el tacto y depresión profunda; a veces el pulso se acelera, hay fiebre, conmociones (epilepsia alcohólica) y alucinaciones. Asimismo semeja que el suelo se mueve, la cama vira o bien las paredes caen.


Si hay deficiencia de vitaminas llegan a presentarse, tras el delirium tremens, en el que se pierde la memoria de sucesos recientes, y encefalopatía de Wernicke, que produce movimientos anormales de ojos y extremidades, confusión y cambios de carácter.


Por regla general, cuanto más tiempo y más cigarros haya fumado una persona, considerablemente mayor va a ser la probabilidad de que presente síntomas al desamparar el consumo de tabaco; los más habituales son: deseo imparable de fumar, tensión, irritabilidad, cefalea, complejidad para concentrarse, somnolencia o bien insomnio y incremento del hambre y de peso.


Morfina, opio y heroína, aparte de substancias farmacológicas como oxicodona y codeína integran este conjunto de depresores del sistema inquieto. La reacción del organismo frente a la abstinencia acostumbra a ser, de entrada, respiración agitada acompañada de bostezos, lagrimeo, flujo nasal y sudoración; entonces se presentan hiperactividad, sentido de alarma exacerbado, incremento del ritmo cardiaco, piloerección («piel de gallina») y fiebre. Otras manifestaciones son pupilas dilatadas, temblores, escalofríos, dolor muscular, inapetencia, dolor abdominal y diarrea.


Ansiolíticos y también hipnóticos


Son medicamentos depresores de la actividad inquieta, como benzodiacepinas, barbitúricos, glutetimida, cloralhidrato y meprobamato que se prescriben con receta médica para supervisar la ansiedad o bien inducir el sueño, mas que al tomarse en altas dosis o bien por periodos prolongados producen adicción. Al interrumpir su consumo cuando hay dependencia se desencadena una reacción grave, aterrorizante y potencialmente mortal, muy semejante al delirium tremens, cuyos síntomas primordiales son debilidad, malestar general, depresión, temblores, deshidratación, desvarío, insomnio y alucinaciones.


La adicción a estos estimulantes del sistema inquieto acostumbra a empezar cuando se administran como fármacos para bajar de peso, si bien la metanfetamina y el MDMA o bien éxtasis han alcanzado extensa difusión en el mercado ilegal. Cuando se interrumpe con brusquedad su consumo se producen cansancio y somnolencia extremas, aunque ciertas personas se muestran intensamente deseosas y también inquietas. Los usuarios que estaban deprimidos al empezar a emplear las anfetaminas pueden acrecentar su malestar cuando las dejan, al grado de que adoptan tendencias suicidas. Asimismo experimentan desvaríos y alucinaciones.


Es otro estimulante del sistema inquieto, solo que más potente; puede aspirarse o bien inyectarse, y cuando se hierve con bicarbonato sódico se consigue el crack, que puede ser fumado. La tolerancia se desarrolla de forma rápida y las reacciones de abstinencia incluyen cansancio, depresión, ansia de suicidio y cambios en el carácter en ocasiones violento; a veces hay alucinaciones.


«Polvo de ángel» o bien fenciclidina


Fue desarrollado a mediados del siglo veinte como anestésico, mas se suspendió su empleo pues los pacientes presentaban ansiedad, desvaríos y cuadros de psicosis temporal (perturbaciones profundas de la realidad y de la percepción sensorial); no obstante, empezó a sintetizarse en laboratorios furtivos para su empleo como estimulante. Su abstinencia produce depresión, ansia de consumir drogas, fatiga, contrariedades para dormir o bien dormir mucho, incremento del hambre y de peso, movimientos lentos o bien súbitos y sueños vivaces desapacibles. El carácter acostumbra a volverse violento y suicida.


En jóvenes y adultos la práctica de actividades deportivas o bien artísticas contribuye al manejo edificante de las emociones, con lo que es recomendable.


La terapia de rehabilitación contra las adicciones tiene entre sus objetivos principales asistir a superar el síndrome de abstinencia. De nuevo, en todos y cada caso se debe estimar cuál es la substancia empleada por el paciente, en tanto que de ello van a depender las medidas a seguir:


Alcohol. Una de las primeras dificultades en ser tratadas es la deficiencia nutricional, con lo que es común la administración de complejos vitamínicos ricos en vitamina C y vitamina (B1); asimismo se combate la deshidratación con soluciones intravenosas de magnesio y glucosa. Por otro lado, se acostumbra a prescribir un medicamento benzodiacepínico a lo largo de ciertos días para aliviar la agitación, y caso de que el paciente padezca alucinaciones se van a dar antipsicóticos. Todas y cada una estas medidas son más violentas en el caso de delírium trémens, si bien asimismo se requiere la utilización de calmantes que asistan a fiebre y cefaleas.


Una vez que se ha superado la fase crítica del inconveniente, se requiere la eliminación del alcohol por completo. Debido a que es casi imposible que el paciente lo consiga por cuenta propia, es preciso que cuente con ayuda sicológica y apoyo de sus familiares, sin olvidar la relevancia de percibir consultoría individual por la parte del médico (en ocasiones prescribirá ciertos fármacos que le asistan a prevenir recaídas, sin olvidar que seguramente requerirá atención singular debido a inconvenientes hepáticos o bien en los riñones). Es de mucha utilidad que se integre a terapias grupales como las que brinda Alcohólicos Anónimos.


Nicotina. Se han desarrollado diferentes estrategias de terapia, si bien a fin de que cumplan con el propósito de superar claramente el síndrome de abstinencia y parar de fumar es recomendable que se usen bajo prescripción facultativa. En casos moderados es ideal recurrir a suplementos de nicotina en forma de goma de mascar o bien parches, y en casos más severos medicamentos como clonidina (ayuda a regular la presión sanguínea), fluoxetina y buspirona (antidepresivos).


También son esenciales el apoyo sensible y la terapia sicológica para superar la dependencia a la nicotina, con lo que es enormemente aconsejable asistir a una clínica antitabaco, donde se ofrece tratamiento integral al paciente, siempre y en todo momento conforme con sus peculiaridades.


Narcóticos. La substitución de estas substancias por metadona es el primordial procedimiento para superar la abstinencia; en verdad, este medicamento es asimismo un narcótico, mas produce perturbaciones menores, se toma con menos frecuencia y puede disminuirse la dosis poquito a poco. Además, la naltrexona es útil para la restauración en el caso de dependencia a la heroína, en tanto que bloquea los efectos de esta droga aun en dosis intravenosas esenciales. Los conjuntos de ayuda o bien la terapia sicológica son asimismo de enorme utilidad.


Ansiolóticos y también hipnóticos. Aun aplicando el mejor tratamiento, una persona puede tardar un mes o bien más en sentirse normal. Habitualmente, los médicos tratan la abstinencia volviendo a regentar el medicamento causante, solo que en dosis inferior y disminuyéndola progresivamente durante días o bien semanas.


Anfetaminas. Un consumidor crónico llega a precisar de hospitalización a lo largo de la abstinencia. Si padece desvaríos y alucinaciones puede percibir un medicamento antipsicótico, como clorpomacina, que tiene efecto calmante y calma el sufrimiento, si bien puede reducir la presión arterial en forma notable. Además, un entorno tranquilizante y seguro ayuda a la persona a recobrarse.


Cocaína. El tratamiento demanda supervisión de cerca pues la persona puede volverse depresiva y suicida; por este motivo, en muchas ocasiones se aconseja su ingreso a un centro de salud o bien centro de rehabilitación. El procedimiento más eficiente consiste en conjuntar asesoramiento médico y psicoterapia adaptada o bien en conjunto, aparte de que en el caso de que se presenten depresión o bien trastorno bipolar se deben dirigir antidepresivos o bien litio, respectivamente.


Polvo de ángel o bien fenciclidina. Las medidas a tomar dependen de los síntomas específicos: se administran medicamentos para bajar la presión arterial elevada o bien para frenar las convulsiones; cuando el paciente se agita, se le instala en una habitación sosegada a fin de que se relaje, si bien se le debe inspeccionar de forma frecuente la presión sanguínea, respiración y ritmo cardiaco. No ayuda hablarle de forma calmada, puesto que esto puede agitarle aún más. En caso que la intranquilidad continúe, se va a dar un fármaco como diazepam. Superada la crisis se requiere tratamiento sicológico y seguramente algún antidepresivo.


Abstinencia en recién nacidos. Los bebés con este inconveniente son irritables y es bastante difícil consolarlos, con lo que envolverlos en una manta a lo largo de estos capítulos puede asistir. Además de esto, pueden requerir calorías auxiliares debido a su mayor actividad, de forma que se les dan fórmulas lácteas que cubran sus demandas. En el caso de vómito o bien diarrea, se administran líquidos por vía intravenosa para eludir deshidratación.


Se pueden recetar fármacos para tratar síntomas severos, como metadona y benzodiacepinas, en especial las conmociones. Asimismo es habitual que se utilice exactamente la misma substancia a la que fue expuesto el recién nacido, y cuando se controlan los síntomas del síndrome de abstinencia, se reduce gradualmente la dosis.


mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


wiki

  PSICOLOGIA (Wikinfo) 

wiki   BUSCADOR PSICOLOGIA    

 

USUARIOS:

Hay 110 invitados y ningún miembro en línea

psicologia y neurociencias

psicologia y neurociencias

 psicologia y neurociencias

Está aquí: Inicio > [ PSICOLOGIA (WIKINFO) ] > ıllı Síndrome de abstinencia wiki: info, libros pdf y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas