ıllı Portal de Psicología y NeuroCiencias (2018)

Portal wikinfo sobre psicología y neurociencias.

 !Selecciona tu Idioma!

Enciclopedia/Diccionario de Psicología y Neurociencias:

ıllı Condicionamiento operante wiki: info, libros pdf y vídeos

psicologia y neurociencias

salud  Condicionamiento operante 


El condicionamiento operante es una forma de enseñanza, a través de la que un sujeto tiene más probabilidades de reiterar las formas de conducta que acarrean consecuencias positivas y menos probabilidad de reiterar las que acarrean inconvenientes negativos. Es un género de aprendizaje asociativo, este debe ver con el desarrollo de nuevas conductas en función de sus consecuencias, y no con la asociación entre estímulos y conductas como ocurre en el condicionamiento tradicional.


El término fue introducido por Burrhus Frederic Skinner, si bien el día de hoy se prefiere el de «condicionamiento instrumental», introducido por Edward Thorndike, por ser más gráfico. Este último sugiere que la conducta sirve de instrumento para lograr un fin y se da por ensayo y fallo, en contraste al condicionamiento operante planteado por Skinner, que plantea que aquellas contestaciones que se vean reforzadas tienden a repetirse y aquellas que reciban un castigo van a tener menos probabilidad de repetirse.


La investigación sobre el condicionamiento operante ha dado sitio a una tecnología muy meticulosa para la enseñanza, llamada modificación de conducta.


El sicólogo Edward Thorndike (mil ochocientos setenta y cuatro-mil novecientos cuarenta y nueve) fue uno de los vanguardistas en el estudio del condicionamiento instrumental. Para esto, inventó sus llamadas «cajas de solución de problemas», que eran jaulas de las que las ratas (que eran los animales con los que trabajaba) podían escapar a través de acciones simples como manipular un cordón, presionar una palanca o bien pisar una plataforma. Como incentivo para solucionar el inconveniente, la rata podía ver y olisquear que fuera de la caja había comida, mas no podía alcanzarla. Al comienzo, la rata empezaba a hacer movimientos azarosos, hasta el momento en que de casualidad resolvía el inconveniente, por poner un ejemplo tirando de la polea que abría la jaula. No obstante, toda vez que Thorndike metía a la rata en la jaula, tardaba menos en salir. Esto se debía a que se estaba generando un condicionamiento operante: la conducta de tirar de la polea era reforzada por su consecuencia (la apertura de la caja y la obtención de el alimento). Esta conducta, siendo reforzada, se transformaba en la conducta más probable en un futuro cuando las circunstancias eran afines.

Caja de Skinner

A partir de estos ensayos, Thorndike estableció un principio que llamó Ley del efecto: «Cualquier conducta que en una situación genera un efecto satisfactorio, se va a hacer más probable en el futuro». Si la contestación va seguida de una consecuencia satisfactoria, la asociación entre el estímulo y la contestación se fortalece; si a la contestación le prosigue una consecuencia desapacible, la asociación se desgasta. En otras palabras, Thorndike defendía que todos y cada uno de los animales, incluyendo al humano, resuelven los inconvenientes a través de el aprendizaje por ensayo y fallo.


También los estudios de Pávlov sobre condicionamiento tradicional tuvieron una enorme repercusión en el estudio del condicionamiento operante. Aunque se trata de procesos de aprendizaje diferentes, el condicionamiento tradicional y el operante comparten múltiples de sus principios, como la adquisición, la extinción, la discriminación o bien la generalización.


El autor más esencial en el estudio del condicionamiento operante es B. F. Skinner. A fines de la década de mil novecientos veinte comenzó a trabajar con palomas. Para esto, usaba un entorno libre de distracciones llamado caja de Skinner, en el que se podían manipular las condiciones en las que se daba comestible a los animales. Sus pormenorizados estudios usando este instrumento dejaron a Skinner descubrir muchos de los factores que influyen en el condicionamiento operante.


Lo que es o bien no es un refuerzo a lo largo del condicionamiento operante depende del individuo y de las circunstancias en que se halla en ese instante. Por servirnos de un ejemplo, unas galletas pueden suponer un refuerzo para un can hambriento, mas no para uno que termina de comer carne.


Los refuerzos se pueden dividir en 2 grandes grupos: los primarios o bien intrínsecos y los secundarios o bien extrínsecos.



  • Se afirma que un reforzador es primario o bien intrínseco cuando la contestación es reforzante por sí sola, esto es, cuando la contestación es en sí una fuente de sensaciones agradables y la acción se robustece de forma automática toda vez que ocurre. Existen múltiples géneros de conductas que son intrínsecamente reforzantes. Por poner un ejemplo, las contestaciones que satisfacen necesidades fisiológicas, como tomar cuando se tiene sed o bien comer cuando se tiene apetito, son intrínsecamente agradables para la mayor parte de los organismos. Muchas actividades sociales o bien que brindan estimulación sensorial o bien intelectual son asimismo frecuentemente intrínsecamente reforzantes, de la misma manera que la sensación de progreso en una habilidad. Asimismo pueden ser reforzantes por sí solas todas y cada una de las conductas que asisten a un organismo a eludir algún daño. No obstante, las actividades intrínsecamente gratificadoras no siempre y en todo momento son reforzantes desde el principio; por poner un ejemplo, se precisa cierta habilidad antes que una actividad que requiere competencia (como tocar un instrumento, por poner un ejemplo) se vuelva inherentemente satisfactoria.


  • Los refuerzos secundarios o bien extrínsecos son aprendidos, y en ellos el premio o bien gratificación no es una parte de la actividad misma, sino consiguen su carácter de refuerzo por asociación con los reforzadores primarios. Por servirnos de un ejemplo, las recompensas monetarias se transforman en refuerzo por el hecho de que dejan por su parte lograr refuerzos primarios. Un género de reforzadores extrínsecos singularmente esencial, que pueden influir enormemente tratándose de alterar la conducta humana, son los reforzadores sociales como el aprecio, la atención o bien la aprobación.

En la vida real, distintos reforzadores intrínsecos y extrínsecos se hallan frecuentemente mezclados en un mismo acontencimiento reforzante.


Los programas de reforzamiento son reglas que señalan el instante y la manera en que la aparición de la contestación irá seguida de un reforzador sobre la administración del reforzador.Estos programas influyen en diferentes aspectos del aprendizaje, como la velocidad con la que se aprende en un inicio la contestación, la frecuencia con la que se ejecuta la contestación aprendida, la frecuencia con la que se hacen las pausas tras los reforzamientos, o bien el tiempo que se prosigue ejecutando la contestación en el momento en que el refuerzo deja de ser predecible o bien se suspende.


Existen 2 tipos básicos de reforzamiento: el reforzamiento progresivo y el reforzamiento intermitente. En el reforzamiento progresivo cada una de las contestaciones da sitio a la aparición de un reforzador, como en el caso de una paloma que recibe comida toda vez que picotea una tecla. Este género de reforzamiento semeja ser el modo perfecto más eficiente para condicionar en un inicio la conducta. No obstante, cuando el refuerzo cesa (por servirnos de un ejemplo, cuando desconectamos la entrega de comestible) la extinción asimismo es veloz. Por su lado, en el reforzamiento intermitente las contestaciones solo se fortalecen de vez en cuando, como en el caso de una persona que juega a las máquinas y recibe el refuerzo o bien premio cada múltiples jugadas. Esta clase de programa genera un patrón más persistente de contestaciones que un programa progresivo cuando el reforzamiento se vuelve impredecible o bien cesa. Una combinación de reforzamiento intermitente y de refuerzo progresivo es muy eficiente tratándose de instruir a los sujetos a través de condicionamiento operante: al comienzo se emplea un reforzamiento progresivo, a fin de que se adquiera la contestación, y después se pasa a un reforzamiento intermitente, a fin de que sea más bastante difícil que se extinga.


El reforzamiento intermitente da sitio a los programas de reforzamiento, que pueden ser de 2 tipos: de razón (dependiendo del número de contestaciones) y de intervalo (dependiendo del tiempo). Por su parte, cada uno de ellos de ellos acepta 2 géneros de administración: fija o bien variable.



  • Razón fija: El refuerzo se consigue tras un número fijo de contestaciones. Un caso se da cuando las factorías pagan a sus obreros tras generar un determinado número de productos. Realmente, el reforzamiento progresivo es un programa de este género de razón 1. Los individuos responden con una tasa parcialmente mayor de contestaciones cuando operan bajo programas de razón fija superior a 1 (va a depender del caso aplicar la razón más conveniente), mas por norma general hacen una pausa para reposar tras percibir el reforzamiento, ya antes de seguir con la contestación.


  • Razón variable: En un caso así, el número de contestaciones para lograr el reforzador cambia de manera aleatoria, si bien siempre y en toda circunstancia en un promedio determinado. Un caso son las máquinas tragamonedas, que están programadas para entregar el premio de conformidad con un programa de razón variable. Muchos reforzadores naturales, como el éxito o bien el reconocimiento, se aproximan mucho a este género de programas. Los programas de razón variable generan una tasa de contestación global elevada sostenida, y los individuos no hacen pausa tras el refuerzo. Supuestamente, la inseguridad de no saber en qué momento llegará el próximo reforzador sostiene a los organismos generando la contestación continuamente.


  • Intervalo fijo: El refuerzo aparece toda vez que trascurre una determinada cantidad de tiempo, siempre y cuando a lo largo del intervalo se haya dado la contestación. Un caso sería el de un padre que comprueba cada media hora que su hijo estudia, y cuando es de esta manera le hace un halago. Los programas de intervalo fijo generan una tasa de contestaciones dispar. En el momento en que se administra el refuerzo, la tasa de contestaciones tiende a ser baja. A lo largo del intervalo, la conducta aumenta típicamente hasta lograr un nivel elevado justo antes del siguiente reforzador programado. La cantidad global de contestaciones en un programa de intervalos fijos es moderada.


  • Intervalo variable: El refuerzo está libre tras un tiempo que cambia de manera aleatoria, mas cerca de un promedio. Un caso es el de un maestro que efectúa exámenes sorpresa más o menos cada semana. Esta clase de programa generalmente genera una tasa de contestación incesante, mas moderada.

Por lo general, los programas de tasa (razón) generan una adquisición más veloz, mas de manera fácil extinguible una vez suspendida la administración de reforzadores; y los de intervalo generan una adquisición más estable y resistente a la extinción. En la vida real, estos programas básicos de manera frecuente se combinan.


mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


wiki

  PSICOLOGIA (Wikinfo) 

wiki   BUSCADOR PSICOLOGIA    

 

USUARIOS:

Hay 140 invitados y ningún miembro en línea

psicologia y neurociencias

psicologia y neurociencias

 psicologia y neurociencias

Está aquí: Inicio > [ PSICOLOGIA (WIKINFO) ] > ıllı Condicionamiento operante wiki: info, libros pdf y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas