ıllı Portal de Psicología y NeuroCiencias (2018)

Portal wikinfo sobre psicología y neurociencias.

 !Selecciona tu Idioma!

Enciclopedia/Diccionario de Psicología y Neurociencias:

ıllı Alienación wiki: info, libros pdf y vídeos

psicologia y neurociencias

salud  Alienación 


Etimológicamente, deriva del latínalienatio, onis: distanciamiento, privación, procedente por su parte del adjetivo alienus: propio de otro, extraño a uno y extraño.


El término de alienación ha ido mudando con el tiempo.


Para Tomás de Aquino (c.1224-mil doscientos setenta y cuatro) la alienación es la posesión del cuerpo del hombre por el diablo y la libertad es precedente a su alienación por el diablo posesor. En la Edad Media el diablo está ligado solo a la carne con lo que el fuego libera al espíritu de su cuerpo poseído.Se trataría de un fenómeno que anula el libre arbitrio del individuo. Tomás de Aquino atribuye ciertas alienaciones mentales a lesiones orgánicas, de las que se prosigue un obstáculo para el perfecto empleo de la razón.


Para la teología, y más particularmente para la cristología, el término latino alienatio traduciría el heleno ????s??: «vaciamiento», kénosis o bien vaciamiento de la voluntad propia para llenarse de la voluntad de Dios, para ser absolutamente receptivo de su voluntad. Esto debe ver con exactamente el mismo término de religión o bien religación. El catolicismo, en oposición al marxismo, mantiene que la razón profunda de la alienación no es sencillamente el desorden económico, sino más bien la división interna del hombre por el dolor, la enfermedad y la manifestación suprema de alienación, la muerte.


Para la medicina, designa la alienación mental, una nosología siquiátrica o bien «trastorno intelectual, tanto temporal o bien eventual como permanente».


Para la sicología, se trata de un estado mental que se caracteriza «por una pérdida del sentimiento de la propia identidad», esto es, de la autoconciencia o bien autorreferencialidad, puesto que la identidad o bien ego sería la capacitad de considerarse uno extraño del planeta o bien de la realidad en sentido absoluto.


Para el psicoanálisis la alienación no supone necesariamente nosología mental. Puede suceder tanto en sujetos supuestamente sanos como en personas perjudicadas por una nosología mental. La mayor parte de los individuos puede llegar a un estado de alienación mental bajo determinadas condiciones extremas. En contraste a la psicosis en la que el individuo reemplaza la realidad por un desvarío, en el estado de alienación el individuo reemplaza la realidad vivida por el alegato de otro.


Para la filosofía, el término nace en El contrato social de Rousseau y se desarrolla particularmente en la obra de los pensadores alemanes Hegel y sus acólitos Feuerbach y Marx, en los que el término alienación se traduce por 2 palabras, Entfremdung ("extrañación", "distanciamiento") y Entäusserung o bien Entäußerung ("desapropiación", "cosificación" o bien "reificación")


Para la sociología, conforme Alain Touraine se distinguen múltiples alienaciones, en especial la alienación económica y la alienación tecnocrática, separables de la alienación burocrática y de la alienación política.Distintos autores charlan de una alienación subjetiva (estado mental) y de una alienación objetiva (trabajo).



  • Alienación como enajenación mental
  • Alienación como enfermedad mental
  • Alienación como locura
  • Alienación política
  • Alienación económica

La Ilustración llevó consigo la posibilidad de combatir la ignorancia, la superchería y la tiranía, con la intención de edificar un planeta mejor, y la publicación, en mil ochocientos, del «Traité médico-philosophique sur l'aliénation mentale ou la manie» (Tratado médico-filosófico sobre la alienación mental o bien la manía), del vanguardista en la salud mental y, así como Alexander Crichton, de la psicopatología moderna, Philippe Pinel (mil setecientos cuarenta y cinco-mil ochocientos veintiseis), renombrado por su «traitement moral» y por «le geste de Pinel», en el que quitó las cadenas a los enfermos mentales del Centro de salud de la Pitié-Salpêtrière, fue esencial en el nacimiento de la siquiatría y también influenciaría además a Hegel.


Para la psicoanalista Piera Aulagnier, la alienación mental es un término que solo es pensable para un observador externo, en la medida en que el sujeto enajenado en su pensamiento ignora absolutamente lo que le sucede.


Esta perturbación implica encuentro de 2 individuos: uno con deseos de enajenar y otro cuyos pensamientos son enajenados o bien alienables, los dos con deseos de aniquilar al pensamiento que está presente en uno y otro. Los objetivos son:



  • Exclusión de toda duda del enfrentamiento intrapsíquico.
  • Reducción mínima del sufrimiento psíquico que trasfiere al Yo dicho enfrentamiento, para:


  1. Encontrar la certidumbre de quién es el Yo
  2. Abolir enfrentamientos entre el identificante y el identificado.

Por ello, para el psicoanálisis, la alienación es una nosología de la idealización y de la identificación.


La alienación asimismo puede ser social y ocurrir por el hecho de que el sujeto esté inmerso en un sistema de poder social que le impida meditar de forma libre sobre ese sistema o bien de la situación del individuo respecto a ese poder y sus referencias identificatorias. La prohibición de meditar de manera libre amenaza, «de muerte», al raciocinio del ente humano, que ni tan siquiera puede meditar de sí su conversión a esclavo al servicio del poder. Se trata de un individuo objetalizado por otro, cosificado por —e instrumento— del otro, sin derecho al pensamiento, ni a la palabra.


Se descatectiza toda actividad del pensamiento. El individuo no puede conservar puntos de referencia identificatorios. Entonces el sujeto catectiza un alegato que piensa por él, decide por él y quién es Yo, le impone sus ideales y borra toda experiencia nombrable y observable de lo que vive.De esta forma la alienación genera una idealización de la fuerza alienante.


Es siempre y en todo momento representando a «una buena causa» que el sujeto se enajena, enajena su pensamiento.El adepto, combatiente o bien partidario de una causa atribuye por fuerza alienante el poder de garantizar la verdad de dicha causa. Se genera una idealización masiva de la función alienante.Por este motivo se trata de una nosología de la idealización. Si se anula el pensamiento es por un buen motivo.


La alienación es el límite extremo que puede lograr el Yo en la realización de su deseo de no sufrimiento. Acaba en muerte del pensamiento propio.


Suele acontecer que la fuerza alienante o bien alienadora haga su acción a través de una teoría, que puede ser religiosa, política, ideológica, científica o bien de cualquier clase, cuyo autor haya sido un líder ya fallecido. El individuo enajenado puede enajenar su pensamiento tanto por una ideología partidaria minoritaria, de un grupúsculo, como por una ideología dominante mayoritaria compartida por la sociedad. Esto se consigue pues entre el líder y los individuos circula un poder de muerte.


Cualquier vecino puede ser acusador. Cada individuo tiene poder de denunciar a otro, y por este motivo un poder como condena a muerte de cualquiera que piense diferente. La relación perseguido-perseguidor es circular: el perseguido puede transformarse en cualquier instante en perseguidor. El terror vigilante impone una rotura de la posibilidad de meditar o bien cuestionar al poder mismo.


El sujeto tiene la obligación de negar tanto la realidad de lo que ocurre como cualquier interpretación personal de lo sucedido. Se le impone al Yo del sujeto la exclusión de lo que podría ver. El individuo ya no puede estimar al poder como perseguidor pues precisa subsistir y no cuestionarlo. El terror a la muerte se transforma en amenaza de todo cuanto el Yo podría meditar, defunción del pensamiento propio del Yo, otro piensa y decide por él. Ni tan siquiera es siendo consciente de ello. Se niegan la realidad y la posibilidad de meditar la realidad.


El Yo evita meditar la realidad, tanto externa como psíquica, que sufre a consecuencia del terror. Entonces atribuye un valor de certidumbre al alegato de la fuerza alienadora. La supremacía de la verdad del razonamiento dominante es indudable, modalidad extrema de idealización de la sapiencia del alienador. En la psicosis el individuo reemplaza la realidad por una fantasía, por un desvarío. En el estado de alienación el individuo reemplaza la realidad vivida por el alegato del otro.


Es el líder quien transmuta y define la realidad, lo que aporta a los sujetos enajenados la sensación de que tienen una «verdad» compartida, mas indiscutible, que los sitúa entre los «elegidos», quienes «por su bien» deben imponer esa «verdad» a el resto.


Cuando se trata del poder político dominante de la temporada y también domina el terror, pocos individuos consiguen escapar a esta alienación.


Según Michel Foucault el siglo XVIII inaugura la idea de la posibilidad de la desaparición de las facultades más altas del hombre y en el siglo XIX brota el término de enfermedad mental. Alienación mental no debe confundirse con alienación social, ni se debe identificar al enfrentamiento sicológico con las contradicciones históricas del medio. Para él la alienación social es la condición de la alienación mental, es la condición misma de la enfermedad mental. La alienación mental es una consecuencia mítica de la alienación social. Pretender desvincular al hombre enajenado de sus condiciones de existencia es sostenerlo en su existencia de enajenado. La sicología, como toda ciencia del hombre, debe tener por objetivo desalienar al hombre.


El hombre enajenado se siente a sí mismo como un extraño por el hecho de que la sociedad no lo reconoce, pues la sociedad no se reconoce en su enfermedad y lo excluye.


Con la revolución burguesa se define la humanidad por su libertad y su igualdad. El hombre ya no es siervo, vasallo o bien esclavo, sino más bien un ciudadano libre con plenos derechos. No obstante, para los enfermos mentales la libertad es vana y la igualdad carece de todo significado o bien sentido. El enajenado es la prueba viviente de que, pese a ser un ciudadano libre, el hombre puede hallar la forma de perder esa libertad. El hombre halla condiciones que eliminan su libertad y su igualdad probando que la sociedad burguesa no está hecha a medida del hombre real específico, poniendo en enfrentamiento la idea unitaria que se hace del mismo.


Si, para el cristianismo de la Edad Media, la alienación era la posesión del cuerpo del hombre por el diablo, tras el Renacimiento la alienación representa la abolición de la libertad. El enajenado ya no va a ser un poseído sino más bien un desposeído: la alienación es una privación.


Para Foucault alienación es homónimo de enfermedad mental. El enajenado se siente a sí mismo como un extraño y demanda la confiscación de su voluntad y de su pensamiento.El enajenado mental es aquel que ha perdido el empleo de las libertades que le ha conferido la revolución burguesa. De ahí que que su voluntad puede ser reemplazada por la voluntad exagerada de un tercero, o sea que su voluntad es cancelada. Otro puede ejercer sus derechos y disfrutar de sus recursos en su sitio.


Para Foucault esta alienación sicológica no es más que la consecuencia de las contradicciones sociales mismas en las que el hombre está históricamente enajenado. Estas contradicciones de la sociedad burguesa forman la alienación social.


El término de alienación social ha estado presente en muchos debates filosóficos. De esta forma, John Locke (mil seiscientos treinta y dos-mil setecientos cuatro) refiere a los «derechos inalienables» como esenciales para la propia existencia de los ciudadanos y Hegel (mil setecientos setenta-mil ochocientos treinta y uno) elabora ciertas breves indicaciones con relación al sentido siquiátrico del término mas asimismo toma en cuenta la función del Estado respecto a la alienación, en tanto que el Estado es el intermediario entre la alienante sociedad civil y el espíritu absoluto. Extrañamiento no es precisamente lo mismo que alienación. Hegel expone los instantes constitutivos del trabajo enajenado en su tratado sobre «Filosofía del derecho». El estado realiza una mediación que podría dejarle devolverle el término al espíritu extrañado por la alienación de la sociedad civil.Su idea de alienación remite al marco religioso y metafísico.


Para Hegel alienación es el instante de desgarrarse, en cambio, extrañamiento se refiere al instante de empezar a anticiparse en sí. La confusión deriva de que Hegel y Marx traducen el término de alienación con 2 palabras, como Entfremdung, o sea, extrañación, y como Entäuserung, esto es, como desapropiación.


En cambio el Yo trascendental de Johann Gottlieb Fichte (mil setecientos sesenta y dos-mil ochocientos catorce) pasa por un instante de extrañamiento que es alienación. Para Fichte extrañamiento y alienación son sinónimos.

Artículo principal: Teoría marxista de la alienación

Hegel tuvo una enorme repercusión en la teoría de la alienación de Karl Marx (mil ochocientos dieciocho-mil ochocientos ochenta y tres), quien ahonda en este término, sobre todo, en sus Manuscritos económico-filosóficos (mil ochocientos cuarenta y cuatro).


Marx se apoya en una antropología del hombre total y tiene una enorme presencia en la filosofía moderna, singularmente en la oposición entre Ser y Tener.


Para Marx el capitalista adquiere con dinero el trabajo del resto y los obreros cambian la fuerza de trabajo, o sea, su mercadería, por la mercadería del capitalista, esto es, la paga o bien sueldo. La fuerza de trabajo para el obrero es su actividad vital que le asegura los medios precisos para sobrevivir. El obrero es libre de mudar de capitalista, es libre de trabajar, mas no puede desprenderse de la clase de los capitalistas, a quienes se ha alquilado, sin abandonar a su existencia misma.


El trabajador no recoge el valor de lo que genera, o sea, la plusvalía, y esta explotación lo priva de sus herramientas artesanales. Por causa de esta división del trabajo ignora lo que está generando y eso quiere decir que está enajenado. Este desconocimiento es la alienación para Marx.


Marx estudia la alienación del producto del trabajo estimando que cuanto más se sumerge el obrero en su trabajo más extraño se le vuelve el planeta y menos dueño es de sí. El trabajador siente que su trabajo no le pertenece. Esta es la alienación económica que produce alienación política y es la causa de la alienación religiosa.


Escuela de FráncfortEditar


Con su pensamiento crítico, la Escuela de Fráncfort, influido por Marx, Freud y Weber, asimismo trata extensivamente el tema de la alienación.


Herbert Marcuse (mil ochocientos noventa y ocho-mil novecientos setenta y nueve) se fundamenta en la alienación ocasionada por la tecnología, la cultura de medios y el consumismo masivo, a través de los que el Estado capitalista logra esclavizar a la sociedad.


Para Marcuse la existencia del hombre es al unísono la alienación y el proceso por el que el sujeto vuelve a sí comprendiendo y dominando a la alienación. Marcuse plantea que posiblemente la opresión y la alienación se extiendan indefinidamente o bien que brote un contra-movimiento internacional que haga explotar esta sociedad. Para Marcuse el hombre no está sometido a la alienación del trabajo sino más bien a la alienación del progreso de la técnica. Merced a la técnica la sociedad tiende poco a poco más a la uniformidad de criterios y a pensamiento únicos totalitarios.


mas informacion


  ELIGE TU TEMA DE INTERÉS: 


wiki

  PSICOLOGIA (Wikinfo) 

wiki   BUSCADOR PSICOLOGIA    

 

USUARIOS:

Hay 142 invitados y ningún miembro en línea

psicologia y neurociencias

psicologia y neurociencias

 psicologia y neurociencias

Está aquí: Inicio > [ PSICOLOGIA (WIKINFO) ] > ıllı Alienación wiki: info, libros pdf y vídeos

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver políticas